Volviendo de vacaciones, queremos que el primer artículo sea dedicado a los más pequeños. Y es que desde recién nacidos, el descanso de los bebés es importantísimo para poder desarrollarse en buenas condiciones.

¿Como mejorar el descanso de un bebé?

1.Elegir el equipo de descanso adecuado.

Igual que siempre hablamos de la importancia de escoger el equipo de descanso adecuado para descansar, los bebés no son una excepción. Debemos escoger un buen equipo de descanso para ellos. Colchones adaptables, firmes e higiénicos, que sean impermeables y transpirables, con tratamientos antiácaros…

2. Crear un ambiente relajado a la hora de irse a dormir

Aunque parezca que los bebés no se dan cuenta, ellos perciben el ambiente en el que están, y es importante darles una buena educación del sueño. Ayudarlos a distinguir entre día y noche, crear un ambiente de silencio, sin luz a la hora de descansar…

Debemos recordar que el momento de dormir es cuando los bebés segregan más la hormona del crecimiento, lo que los ayudará a crecer sanos y fuertes.

3.Escoger la ubicación del equipo de descanso del bebé en el dormitorio

Precisamente ligada a la 2da, es muy importante escoger el sitio donde el bebé va a pasar sus noches dentro del dormitorio de los padres. Un lugar fresco, seco, en el cual no haya corrientes de aire ni humedad, aislado de ruidos y luz…

4.Cuidar la iluminación

Insistimos en el tema de la oscuridad. El ambiente es fundamental para educar al bebé sobre como se debe dormir. Muchos padres creen que los bebés temen la oscuridad y por eso les dejan una luz encendida durante la noche. Expertos dicen que es una mala decisión, ya que la oscuridad favorece el buen descanso y crecimiento adecuado.

 

Esperamos que os hayan servido de ayuda estos consejos para los más pequeños. Evidentemente, nadie nos libra de esos llantos y noches en vela por nuestros pequeños, pero todo cuanto podemos hacer para mejorar la salud del sueño y mejorar el crecimiento de nuestros hijos es bueno.

 

Fuente