Muchas veces hemos comentado que, pese a que muchos crean que el látex ha muerto en favor de la viscoelástica, se trata de tecnologías distintas, y no por ello debemos menospreciar los colchones de látex y sus cualidades.

Hoy os traemos el ejemplo perfecto. La nueva gama de colchones de látex que Dorwin ha sacado recientemente, preparados para competir directamente con Dunlopillo. Recordamos que estas dos marcas pertenecen a los grupos Flex y Pikolin respectivamente.

Pese a que Dorwin es un fabricante histórico, catalogamos estos colchones como nuevos en lugar de renovados debido a su gran salto en tecnología y calidad. Y es que, con un competidor como Dunlopillo, Dorwin no podía entrar a competir en el mercado del látex sin una calidad y acabados perfectos.

 

Colchón Dorwin Natur Talalay

Se trata del colchón insignia de la gama de Dorwin. Su núcleo de látex, dividido en dos bloques, cuenta con uno de ellos de 100% látex Dunlop junto con un bloque de látex Talalay, situado en la parte superior. Entre ambos bloques se encuentra una capa de crin de caballo que otorga un plus de firmeza maximizando los beneficios del látex Talalay. Una capa de lana en su acolchado ayuda a regular la temperatura y a ofrecer el descanso más placentero.

 

Colchón Dorwin Natur Talalay Articulado

Muy parecido al anterior, en este caso el colchón consta de una funda con algodón orgánico suave, ideada y diseñada especialmente para camas articuladas.

 

Colchón Dorwin Natur

Fabricado en base a materiales naturales, el bloque de látex 100% Dunlop que ofrece este colchón proporciona distintos niveles de firmeza. Podemos encontrar hasta 7 zonas de comfort diferenciadas. Gracias a la lana natural, se consigue un efecto termoregulador tanto en verano como en invierno. Para acabar, también es un […]